664 554 882 - 915 323 377 - 976 233 383
Recursos informativos online sobre el mesotelioma

Psicólogo

¿Qué es un psicólogo?

Cuando una persona es diagnosticada de mesotelioma lo lógico es que visite a una variedad de médicos que intentarán curar la enfermedad. Uno de los médicos a los que el paciente puede visitar es el psicólogo. Los psicólogos actúan como consejeros, terapeutas, amigos o simplemente como un hombro en el que apoyarse. No es un secreto que el diagnóstico de una enfermedad tan grave y en ocasiones terminal, como lo es el mesotelioma, lleva aparejadas un sinfín de emociones. Incluso con el sin fin de visitas médicas a las que tendrá que asistir el paciente, es bueno que cuente con un psicólogo pues son profesionales expertos en ayudar a que este repentino cambio de vida tenga un sentido.

El psicólogo juega un papel importante en el tratamiento del cáncer pues puede ayudar al paciente y a su familia a reducir el estrés emocional, a mejorar la comunicación paciente—médico, a reducir los efectos secundarios del tratamiento y a mejorar la calidad de vida del paciente. Hay una amplia evidencia que prueba que la intervención del psicólogo fortalece el sistema inmunitario del paciente y le ayuda a vivir más.

Las seis respuestas al cáncer

Es común entre los pacientes que sigan un patrón de seis respuestas relacionadas con el cáncer.  La primera respuesta tiene que ver con la desconfianza. Esto es comprensible sobretodo con el mesotelioma pues al tener un periodo de latencia de entre 20 y 50 años,  la exposición al amianto estará lejana en su memoria y será duro para ellos ligar lo que hicieron hace 50 años con el diagnóstico del mesotelioma. Será bueno por ello que los psicólogos expliquen cómo puede pasar esto y den datos estadísticos para que el paciente vea que no está solo.

La segunda respuesta tiene que ver con el dolor y el abandono. Es normal cuando se trata de pacientes terminales y cuando esto pasa la primera prioridad tiene que ser mantener una discusión abierta con el paciente, su familia y el psicólogo. El control del dolor, el optimismo, el apoyo de la familia y el compromiso de un médico cercano es necesario.

Como tercera respuesta al mesotelioma es normal que el paciente tenga ansiedad. Asuntos no acabados, las cuestiones financieras y las obligaciones laborales suponen un gran peso en la mente del paciente. Igualmente la elección del tratamiento, cuando alguno de ellos puede suponer un riesgo amenazador para la vida, puede hacer que el paciente esté inquieto.

El psicólogo tiene que estar ahí para convencer al paciente de que el tratamiento a recibir es por el bien de sus intereses, persuadirle para que pida información y para que actúe en consecuencia.

La cuarta respuesta más común es el sentimiento de culpa. El paciente puede culparse a sí mismo por no haber buscado ayuda médica antes. El psicólogo deberá trabajar para que se libere de este sentimiento de culpa y recordar al paciente que el mesotelioma tiene un periodo de latencia de 20 a 50 años, por lo que era prácticamente imposible que los médicos lo detectaran décadas atrás.

La quinta emoción más común es la aflicción, que aumenta con la depresión, que es una causa física del cáncer. Los psicólogos notarán que los pacientes necesitan algo más que un consejo para que realmente se sientan ayudados con el diagnóstico reciente. En ocasiones remitirán al paciente al psiquiatra, quien les puede prescribir fármacos que le ayudarán como puede ser antidepresivos o somníferos.

El último sentimiento que es común entre los pacientes de cáncer es el enfado .El psicólogo puede ayudar al paciente a cambiar ese sentimiento por algo más positivo como es hacer ejercicio o pasar más tiempo con su familia. El enfado es algo normal para el paciente, pero sin embargo es mejor para el individuo que cambie esos sentimientos por otros más constructivos y saludables.

¡Involúcrate, pregunta!

Los psicólogos están ahí para ayudar al paciente  a afrontar todos los sentimientos que una persona puede sentir cuando se enfrenta al cáncer. Ellos pueden cambiar el bienestar de los pacientes, ayudándoles con sus sentimientos de enfado y culpa, así como a reducir su ansiedad y depresión. Es útil que el paciente hablen con su psicólogo y le pregunten todas las cuestiones que tengan. Los psicólogos están ahí para tender una mano cuando sea necesario, y estarán felices de contestar a todo lo que les pregunten de la mejor manera posible.

Referencias:
Clay, Rebecca. "Mind Over Cancer." Psychology Today 01 March 2000: n. pag. Web. 8 Apr 2011 Retrieved by Psychology Today
National Cancer Institute
oria, pajares y asociados

Por favor, rellena el siguiente cuestionario para recibir GRATIS una guía sobre tus derechos relacionados con la exposición al amianto y con el mesotelioma. Te la enviaremos en 24 horas


¿Le han diagnosticado un mesotelioma? * Si No

Código de seguridad