664 554 882 - 915 323 377 - 976 233 383
Recursos informativos online sobre el mesotelioma

Mesotelioma pericardial

mesotelioma pericardialEl mesotelioma pericardial es una de las formas de cáncer relacionadas con el amianto. Este tipo de mesotelioma afecta al pericardio, que es la membrana que rodea el músculo del corazón. También afecta a las membranas de los pulmones. Es una forma rata de mesotelioma, que en si mismo ya es una enfermedad rara. Los tumores en el pericardio son normalmente difusos, lo que significa que no se pueden localizar y que tienden a cubrir todo el corazón.

El mesotelioma pericardial supone la mitad de los tumores que aparecen en el pericardio. Las investigaciones hasta ahora efectuadas hablan de que esta forma de cáncer supone el entre el 1 y el 6% de los casos de mesotelioma. Esta forma de cáncer esta rara que no más de 150 casos se han usado en la literatura médica y no más de coco de 200 se han localizado a nivel mundial.

Causas del mesotelioma pericardial

Pericardial Como en los otros casos de mesotelioma, sin duda la causa más común es haber estado expuesto en periodos largos a polvo y fibras de amianto. El polvo es una sustancia que se encuentra en la construcción, en el mantenimiento y en la reparación de objetos que contienen amianto. Se sabe que las fibras de amianto una vez son inhaladas se quedan en los pulmones y que se envían a través de la sangre al pericardio y a otras membranas. El sistema linfático también entra en juego a la hora de esparcir las fibras de amianto a otras partes del cuerpo.

Después del diagnóstico hay algunos pasos importantes que deben ser dados por aquello que deben enfrentarse al mesotelioma. Estos pasos pueden ser la diferencia entre sucumbir a la enfermedad rápidamente y mantener un buen nivel de vida mientras se lucha contra la enfermedad. Incluso si los síntomas que parecen ser triviales aparecen, es importante ponerse en contacto de inmediato con su médico, sobre todo si se ha estado expuesto al amianto en el pasado.

Síntomas del mesotelioma pericardial

Haber estado expuesto al amianto no es bueno en modo alguno. Los síntomas pueden tardar en aparecer de 20 a 50 años e incluso no hacerse relevantes hasta que el cáncer ha alcanzado sus últimos estadíos. Es muy importante entender que síntomas son de modo que el diagnóstico se pueda hacer cuanto antes.

Muchos de los síntomas del mesotelioma pericardial son los mismos que el pleural e incluyen:

  • Limitación en la respiración
  • Dolor en el pecho
  • Tos crónica
  • Fatiga después de un ejercicio ligero
  • Palpitaciones
  • Arritmia
  • Murmuro
  • Fiebre o sudoracion nocturna
  • Dificultad en la respiación incluso en reposo (disnea)
  • Ortopnea (dificultad en la respiración cuando se está boca abajo)

Estos síntomas son el resultado del líquido que se almacena alrededor del corazón y que es causado por el tumor cancerígeno y no son síntomas del mesotelioma en sí mismo. Los síntomas que son específicos del mesotelioma pericardial son baja presión sanguínea, retención de líquidos en las piernas y palpitaciones.

Diagnosticando la enfermedad

Cualquiera que tenga los síntomas aquí descritos debe visitar de inmediato a su médico. La primera parte del tratamiento del mesotelioma pericardial es tener un rápido y correcto diagnóstico.

Tener un buen diagnóstico empieza con una buena historia médica, lo que incluye preguntas sobre una posible exposición al amianto, El siguiente paso lógico será someter al paciente a pruebas de imagen, empezando con una radiografía que permitirá conocer el estado de salud del corazón. Después de la radiografía, se hará una tomografía y una resonancia magnética. Hacer una biopsia del tejido afectado es una práctica habitual para confirmar la presencia del mesotelioma en la membrana que recubre el corazón.

Las investigaciones están buscando nuevas formas de diagnóstico de la enfermedad. Nuevos métodos harán que sea posible una detección precoz.

Tratamiento del mesotelioma pericardial

El tratamiento puede empezar después de que se haya diagnosticado el mesotelioma. Puesto que no hay cura para el mesotelioma, los tratamientos tienen como objetivo prolongar la vida del paciente y que en el tiempo que en el tiempo que le quede la calidad de vida sea la mejor. Las investigaciones van encaminadas a encontrar nuevos métodos de tratamiento e incluso curativos.

Las opciones de tratamiento incluyen la radiación, la quimioterapia, la cirugía y la medicación. La enfermedad debe ser diagnosticada en los primeros estadios para que la opción quirúrgica sea viable. La radiación tiene bastante éxito y se usa para eliminar las células cancerígenas y reducir el tumor. La quimioterapia normalmente la segunda opción pero tiene efectos secundarios.

Hay procedimientos que se usan con cierta frecuencia y por los que se elimina el líquido que se crea en el tejido que rodea al corazón o al pecho. Aunque con estos tratamientos no se trata a la enfermedad en sí, son exitosos para aminorar el dolor que el líquido puede causar.

oria, pajares y asociados

Por favor, rellena el siguiente cuestionario para recibir GRATIS una guía sobre tus derechos relacionados con la exposición al amianto y con el mesotelioma. Te la enviaremos en 24 horas


¿Le han diagnosticado un mesotelioma? * Si No

Código de seguridad