664 554 882 - 915 323 377 - 976 233 383
Recursos informativos online sobre el mesotelioma

El mesotelioma es un tipo de cáncer de pulmón

Habitualmente  el mesotelioma maligno se caracteriza erróneamente como un cáncer de pulmón ya que alguno de sus síntomas son similares, sin embargo es el hecho de que sea el cáncer del mesotelio lo que explica su nombre. El mesotelio es una membrana que rodea el pecho, la cavidad abdominal y los órganos internos lubricándolos y protegiéndolos. El mesotelio se divide en tres secciones, la pleura (en la cavidad pectoral) el peritoneo (la cavidad abdominal) y el pericardio (la zona alrededor del corazón).

El mesotelioma normalmente se desarrolla en la pleura, que es el tejido que recubre el pecho, pero también puede desarrollarse en el peritoneo o en el pericardio. Los síntomas del mesotelioma peritoneal difieren de los problemas respiratorios que se derivan de los tipos pleurales y pueden incluir la pérdida de peso, hinchazón abdominal, obstrucción abdominal, anemia y fiebre. Los tres tipos se atribuyen a la exposición del amianto.

Una exposición limitada al amianto no es perjudicial

Aunque las personas que hayan trabajado directamente con amianto son los que mayor riesgo tienen de desarrollar una de las enfermedades que causalmente se relacionan con este producto, los científicos han determinado que no hay nivel seguro de exposición al amianto. Se ha sugerido que incluso lavar ropa de quien ha estado expuesto al amianto puede poner en riesgo a quien lavó la ropa, puesto que las fibras y polvo de amianto pueden incrustarse en la ropa y desprenderse en el aire una vez la ropa es manipulada de nuevo.

El tipo de amianto que más se uso en los productos de consumo y en la construcción de materiales se el conocido como crisolito o amianto blanco. Se considera que es un tipo de amianto serpentina dada la apariencia de su estructura, haciéndolo idóneo para tejidos y otras aplicaciones. Aunque el crisolito se considera menos peligroso que otros tipos de amianto anfibólico, incluyendo el menos usado y conocido como amianto marrón (amosita) y el amianto azul (crocidolita), no hay forma segura de amianto. Todos los tipos de amianto cuando son manipulados pueden desprender fibras que se aloja en la membrana que recubre los pulmones y causan mesotelioma

No hay tratamiento para el mesotelioma

Aunque no hay cura para el mesotelioma sí que hay tratamientos para este tipo de cáncer. Si se ha diagnosticado pronto el médico puede extirpar la parte afectada del mesotelio con una técnica conocida como pleurectomía o decortización. Sn embargo la cirugía por si sola en raras ocasiones es eficaz, por lo que se suele combinar con radioterapia o quimioterapia.

Aunque este tipo de cáncer es resistente a la radiación si el tumor está todavía localizado en el pecho o en la región abdominal, la radiación puede llegar a prevenir un crecimiento mayor del tumor. Más efectiva es la quimioterapia, ya que se ha probado que aumenta las esperanzas de vida. Como en todos los cánceres cuanto antes comience el tratamiento mejor serán los resultados. Dado que el mesotelioma normalmente pasa desapercibido hasta sus últimas etapas, las opciones de tratamiento son limitadas aunque continuamente se están desarrollando nuevas terapias y tratamientos

El mesotelioma es contagioso

Este cáncer no es contagioso, pues siempre se debe a causas ambientales. Aunque mucha gente que trabaja y vive junta desarrolla la enfermedad, ello se debe a que han estado expuestos a la misma toxina, en muchas ocasiones como resultado de que una única persona haya llevado las fibras de amianto en la ropa a los espacios que se comparten familiar o laboralmente

El mesotelioma es hereditario

El mesotelioma no es hereditario, aunque puede desarrollarse por varios miembros de una familia. Los niños pueden estar expuesto al amianto tanto en sus casas como en los colegios, o como resultado de que sus padres trabajen con amianto y las fibras se impregnen en el pelo o en la ropa que llevan a casa. Esto se conoce como una exposición secundaria paralaboral y puede prevenirse si se exige a las personas que trabajan con amianto que se duchen y cambien de ropa antes de dejar el trabajo.

Solo los hombres desarrollan mesotelioma

Aunque es cierto que los hombres desarrollan el mesotelioma cinco veces mas que las mujeres, estas tambien pueden verse afectadas. Esto se debe a la tardia incorporación de la mujer en el ámbito laboral. Sin embargo en profesiones que siempre han estado predominadas por mujeres como la enseñanza y los trabajos textiles, éstas pueden haber estado igualmente expuestas al amianto.

Solo los fumadores pueden desarrollar el mesotelioma

Cualquiera que haya estado expuesto al amianto, tanto si ha fumado como no, está en riesgo de desarrollar un mesotelioma. Sin embargo es cierto que los fumadores que han estado alrededor de amianto tienen una probabilidad mayor de desarrollar alguna de las enfermedades relacionadas con este cancerígeno que aquellos que no han fumado y que han estado igualmente expuestos

El mesotelioma no se puede diagnosticar tempranamente

Aunque el mesotelioma se puede diagnosticar en sus primeras fases es algo raro ya que sus síntomas tardan entre 20 y 50 años en aparecer. Estos síntomas son similares a otras enfermedades pulmonares. La mejor manera de tener un diagnóstico temprano es que si alguien que haya estado expuesto al amianto se someta de inmediato a regulares controles médicos al objeto de ver si aparece alguno de los síntomas típicos de la enfermedad. El pronóstico para los pacientes que son diagnosticados en los primeros estadios es mucho mejor que para aquellos a los que se les diagnostica en su última fase.

No hay ayuda para los pacientes y familiares con mesotelioma

Junto con la variedad de recursos médicos hay algunos pasos legales para aquellos que han desarrollado una enfermedad relacionada con el amianto y sus seres queridos. Puesto que muchos empleadores conocían los riesgos derivados de la exposición al amianto y eligieron no informar a sus trabajadores ni darles las medidas de seguridad necesarias, deben responder económicamente por su negligencia.

oria, pajares y asociados

Por favor, rellena el siguiente cuestionario para recibir GRATIS una guía sobre tus derechos relacionados con la exposición al amianto y con el mesotelioma. Te la enviaremos en 24 horas


¿Le han diagnosticado un mesotelioma? * Si No

Código de seguridad